RSS

Buscamos editorial para publicar ‘Hasta los huesos’, traducción al español de ‘Jusqu’aux os’ (Claudine Galea)

24 Sep

claudine-galea-jusquaux-os-blog-jesus-marrone

Estamos buscando una editorial interesada en publicar esta traducción al español. Abajo están nuestros datos de contacto. Tenéis también la información en este pdf.

 

SOBRE LA AUTORA

claudine-galea-jesus-marrone

Claudine Galea nació en Marsella en 1960. Estudió literatura y trabajó como periodista en el diario “La Marseillaise” entre 1987 y 1994. Ninguna de sus obras ha sido traducida al español.

Su primera novela, Jusqu’aux os, fue publicada en 2003 por Editions du Rouergue. El periódico Humanité le dedicó el artículo “Un amor en versión original” (11 septiembre 2003), con la entradilla: “Primera novela. Claudine Galea siente la necesidad de dar el mando de este relato a una pasión adolescente”.

Recibió el primer premio del Grand Prix de la Littérature Dramatique en 2011 con la obra Au bord (ver entrevista en francés del Centre national du Théâtre). Anteriormente fue premiada con el Prix Radio de la SACD en 2009.

Claudine Galea es una autora versátil y multidisciplinaria, pues escribe también para radio y teatro. Muchas de sus obras han sido puestas en escena por ilustres directores y actores.

Tras trabajar en el International Summer School del Royal Court Theater (Londres), actualmente sigue colaborando con la revista CCP del Centro Nacional de Poesía de Marsella y forma parte del comité de lectura para las Ficciones de France Culture.

BIBLIOGRAFÍA SELECTA DE SUS 37 PUBLICACIONES

Novelas y relatos

–         Au bord, Espaces 34, 2010

–         Morphoses, ilustraciones de Goele Dewanckel. Atelier Grames, 2007

–         Le bel échange, Le Rouergue, La Brune, 2005

Teatro

–         Le chant du silence rouge, Espaces 34, 2008

–         Les idiots, Espace 34, 2004

–         Je reviens de loin, Espace 34, 2003

Radio

–      Le corps plein d’un rêve (siete vidas de Patti Smith), France-Culture, 2008

SINOPSIS DEL LIBRO

Hasta los huesos (Jusqu’aux os)

Hasta los huesos es un relato extraordinario. No sólo porque celebra los deleites de la adolescencia, su libertad, inteligencia e insaciable sed de vida, sino porque también alerta sobre la delicada fragilidad de sus cimientos y pilares, fabricados con vulnerabilidad y silencio.

En el verano de sus quince años la protagonista se encuentra sola en un viaje de estudios a Gloucester, atrapada entre su insípida familia de acogida y las tóxicas cartas que le envía su madre desde Francia. Intentando huir de ese mundo deja de comer y se inventa un universo de vidas líquidas, tan ligeras como ella misma. Hasta que un día llega Éric, el (esperado) hombre de su vida, un chico con el que se fusionará en cuerpo, alma y fantasías.

Escrito con un estilo punzante y visceral, Claudine Galea taladra una historia de amor y de muerte que llega a las entrañas de la lectura. Una pasión adolescente infinita, tatuada sin remisión en los huesos.

EXTRACTOS DE LA TRADUCCIÓN

Nota: se ha respetado la particular gramática de la autora, la cual no usa mayúsculas en determinadas partes del libro y omite muchos signos de puntuación.

GLOUCESTER – Primer periodo

Uno

cae la lluvia helada, y toda la ciudad se vuelve negra. negras las altas casas con plantas, y las tiendas estrechas y profundas, negros los árboles en jardines y plazas, negros los pavimentos, negros y resbaladizos, relucientes, inquietantes, brillan sin luz, brillan en la oscuridad, de un negro más negro, que a los ojos atrapa y en el que los pies tropiezan, y aún más negras las iglesias, todas las iglesias en esta ciudad oscura, llueve, la lluvia no me detiene, camino, subo y bajo, bajo y subo. la ciudad entera es una colina, una colina sin color, una colina gris, una colina de edificios de piedra, de calles, de coches, fina es la lluvia, tan fina que acaba penetrando, se pega al cuerpo a la ropa a los pelos, camino, es mediodía, han cerrado las puertas, los escaparates, las oficinas de correos, los ultramarinos, subir las calles con fuertes pendientes da calor, el pavimento mojado y sucio resbala, la gente se agarra a sus paraguas como si eso pudiera impedir que se caigan, aquí tienen grandes paraguas, odio los paraguas, me estoy mojando, puedo meter las manos en mis bolsillos y apretar los puños, me anclo en el hormigón, avanzo, me subo el cuello, no miro nada, no miro a nadie, no hay casi nadie a estas horas en la calle, mujeres mayores, niños, los niños corren sin miedo y se ríen, bajo sus capuchones rojo verde amarillo azul, dibujan rayas coloradas en la ciudad ahogada por la lluvia, les estoy viendo, estoy con los niños, camino, camino tanto tiempo como puedo caminar, mientras no llegue la hora, mientras no esté mojada, mojada hasta los huesos, trenched to the skin (1), camino, es una ciudad que deja caminar, caminar me tranquiliza, salgo de la ciudad, no tengo destino, no escogí la ciudad, una ciudad todavía más negra que yo.

en lo más alto, hay un castillo con un parque. el castillo también es negro, sus ventanas cerradas. ya no quedan dueños o están de vacaciones. un jardinero se apresura en alguna parte, bajo los altos alerces. todas estas moradas de piedra son lúgubres y frías. hielan los huesos, quizás será por la lluvia por lo que pienso en eso, los huesos, mis huesos, debajo del cobertizo delante de la gran verja de entrada, me pongo a cubierto, las calles caen rodando y se derriten en un negro reguero que corre hasta el río y el ruido se hincha con toda el agua expulsada en forma de torrente en el curso del río, escucho el ruido, lo dejo crecer, una música de orquesta dentro de mis oídos, crece aún más con timbales e instrumentos de viento, otra vez más, una avalancha, un derrumbamiento, toda la ciudad se desploma, arrastra al pueblo en su desmoronamiento, desaparezco en esta catástrofe, me voy, desaparezco, me voy –ahora estoy temblando y tengo escalofríos, inmóvil en el aire helado, entre mi ropa húmeda–, me voy a otra ciudad, lejana, en américa en áfrica, una ciudad ruidosa, susurrante, una ciudad llena de gente, de gritos, olores, pájaros, cláxones, niños, una ciudad tambaleada, una ciudad saturada de vida, de ahí que la vida salga, se lance sin control, emborrache, desborde, arrolle –un coche me deslumbra, la verja se abre, aquí está el dueño, luces cortas luces largas cortas largas, estoy debajo de su cobertizo, cortas largas cortas largas, gilipollas, viejo gilipollas muérete en tu castillo de barba azul, me sienta bien, me sienta bien insultarle, insulto, insulto, de verdad qué bien me sienta, muérete, muérete, las palabras estallan, burbujas, diminutos cráteres de fuego, sí, insulta, insulta, las palabras llegan solas y explotan y queman y chasquean, muérete, muérete, vuelvo a bajar, la lluvia cae, la lluvia cae a cántaros, dura, lisa, desnuda, camino rápido, mi frente contra el agua, camino sin ver, atravieso la cortina de agua fría, las palabras forman bolas de saliva, pequeños plomos, muérete, muérete, las palabras abofetean el aire, las palabras crepitan, estoy corriendo, es la hora, muérete, ni siquiera he tenido hambre hoy, ¡muérete!

El Otro Mundo

O bien me estoy muriendo, eso es me estoy muriendo, me hundo en el jardín debajo del hielo, debajo del hielo la música sigue, la tierra está caliente bajo el hielo, Éric está muy cerca de mí y toca, y me duermo en la música para siempre.

O bien estoy soñando, y por la mañana, el hielo se derrite lentamente, la temperatura ha vuelto a subir varios grados durante la noche, es el deshielo. Es el fin del invierno, pronto las prímulas van a agujerear la tierra y alzar su tallo, no quiero que termine el invierno, no quiero que la tierra se entreabra, no quiero que venga el sol y caliente la tierra, quiero que el frío se haga más frío, que el agua no corra más, que la calefacción se pare, que las paredes de casa se hielen, quiero que el cielo se convierta en cristal, quiero levantarme por la mañana, y romper el aire con mis manos, y que el cielo lo recubra todo en una avalancha de vidrio fino.

¡toca toca toca toca!

Me meto desnuda en la bañera y siento mis huesos. Mis huesos contra el esmalte de la bañera me hacen daño. Toco mi columna vertebral, el conjunto de huesos que corre a lo largo de la columna vertebral, y tengo miedo. Tengo miedo de tocarme. Toco lo que no tiene nombre. Los huesos no tienen nombre. Decimos los huesos, ¿y luego qué?

Los huesos se reducen al horror de las manos que tocan, es innombrable, es obsceno, se parece a la muerte.

No tengo idea de la muerte. Si es que alguien tiene idea.

Pues no, nadie tiene idea.

Se parece a la muerte. Es tan difícil de decir. Tan repelente. Espantoso. Terrorífico.

Ya no tomo más baños. Ya no me miro más en el espejo completamente desnuda.

No puedo dormir sobre mi espalda. Boca abajo, al contrario, da gusto. Los pechos ya no me molestan. Sólo los huesos de la cadera molestan. Sobresalen.

En todas partes tenemos huesos. Con la carne se nos olvida. Estamos llenos de huesos. Es lo que queda de nosotros al final.

SOBRE LOS TRADUCTORES

En contacto personal con la autora.

MAGALI BRUNEAU (francesa): Licenciada en Filología Francesa. Más de 10 años trabajando como profesora, traductora e intérprete. Certificado en Lengua Castellana por el Instituto Cervantes, nivel C2.

lounera@yahoo.fr

JESÚS MARRONE (español): Doctor en Periodismo, 10 años trabajando como redactor creativo publicitario. Certificado de Aptitud Pedagógica en Lengua y Literatura.

jesus_marrone@hotmail.com


(1) Nota del traductor: en inglés en el texto original.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 24 de septiembre de 2013 en Traducciones

 

Etiquetas: , , , , , ,

Una respuesta a “Buscamos editorial para publicar ‘Hasta los huesos’, traducción al español de ‘Jusqu’aux os’ (Claudine Galea)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: