Fuga de talento laboral 2020 (encuesta e infografía)

Cuando se habla de fuga de talento siempre se mira a los españoles que se van al extranjero porque aquí no se les valora, pero no se mencionan otros aspectos que también son fuga de talento, que viene a ser cuando una empresa no consigue aprovechar o retener las capacidades de los empleados. Como no encontré ningún estudio ni encuesta al respecto, decidí hacer la mía propia y compartirla en mis redes sociales. 51 personas la cumplimentaron.

 

Localización 

  • 49% Ha trabajado siempre en la misma localidad
  • 43% Ha trabajado en varias localidades
  • 8% Ha trabajado en varias localidades y países

Casi la mitad de los encuestados han trabajado siempre en su localidad, cifra que podría aumentar ante el crecimiento del teletrabajo.

 

Entrevistas

  • 39% Nunca le ha vuelto a contactar una empresa que le rechazó en un proceso de selección
  • 25% En alguna ocasión una empresa que le rechazó, mostró interés en volver a entrevistarle
  • 23% En alguna ocasión una empresa que le rechazó, le contrató pasado un tiempo
  • 23% Participó en uno o ningún proceso de selección

Es importante para las empresas seguir la evolución de los candidatos aunque fueran rechazados para el puesto que aspiraban, ya que o bien estos pueden mejorar sus conocimientos o puede que la empresa pasado un tiempo pueda encontrarle un hueco, como le pasó al 23% de los encuestados. Por ejemplo, Brian Acton fue rechazado por Twitter y Facebook. Pocos meses después fundó WhatsApp junto a Jam Koum. Unos años después Facebook compró WhatsApp por 13.800 millones de euros.

 

Pluriactividad

  • 63% Siempre ha trabajado por cuenta ajena
  • 37% Ha trabajado por cuenta ajena y como autónomo
  • 0% Siempre ha trabajado como autónomo

Es notorio que ninguno de los que respondieron se lanzaron a montar su negocio como primer trabajo. Sólo el 37% ha trabajado como autónomo, pero tras pasar por alguna empresa.

 

Motivos por los que dejaste un trabajo

  • 85% Encontró un trabajo mejor
  • 39% Le despidieron
  • 26% Lo dejó por problemas en la empresa sin tener otro trabajo
  • 26% Montó su propio negocio
  • 24% Finalizó su contrato
  • 11% Cambió de localidad
  • 2% La empresa cerró

Aquí quiero destacar dos cosas. La gran mayoría cambió de trabajo por uno mejor, lo que quiere decir que las empresas podrían hacer un esfuerzo en retener el talento de sus empleados al mejorar las condiciones como flexibilidad de horarios, teletrabajo, sueldo, más vacaciones, darles más responsabilidades… y vigilar que no le suceda como al 26% de los encuestados, que renunció a su puesto sin tener otro trabajo porque no aguantaba más 😦

 

Situación en tu empresa

  • 68% Podría aportar más si le dejaran desarrollar sus ideas
  • 32% Desarrolla todas tus capacidades

La mayoría admite que podría dar más a su empresa si le dejaran. Es importante conocer cómo se forman los empleados y preguntarles para ver qué nuevas tareas pueden acometer, gana la empresa y gana la satisfacción de los trabajadores. Quiero destacar este punto ya que es el más importante para mí. Las empresas deberían dar algo más de libertad a sus empleados para desarrollar cosas nuevas, con foros de ideas, un porcentaje de tiempo dedicado a la innovación, hacer pequeñas pruebas…

 

Salario

  • 67% Preferiría cobrar más y seguir haciendo lo mismo
  • 33% Preferiría seguir cobrando lo mismo pero teniendo más autonomía para dirigir nuevos proyectos

Los porcentajes son casi opuestos respecto a la pregunta anterior. La mayoría prefiere cobrar más y seguir haciendo lo mismo, pero un tercio renuncia a una subida salarial si con ello adquiere más responsabilidad. Como se ve el dinero no es la principal motivación de todos los trabajadores, por eso es importante hacer encuestas de satisfacción para ver cómo sacar más partido a los empleados.

 

Horario

  • 74% Preferiría seguir trabajando las mismas horas y cobrando lo mismo
  • 18% Preferiría trabajar más horas y cobrar más (proporcionalmente)
  • 8% Preferiría trabajar menos horas y cobrar menos (proporcionalmente)

Un pequeño porcentaje de los encuestados está dispuesto a cobrar menos y trabajar menos proporcionalmente. Seguramente si una empresa lo permitiera ahorraría en gastos y el trabajador estaría más contento y probablemente rendiría igual que echando más horas.

 

Teletrabajo

  • 0% Preferiría ningún día teletrabajando, 5 días en la oficina
  • 4% Preferiría 1 día teletrabajando, 4 días en la oficina
  • 25% Preferiría 2 días teletrabajando, 3 días en la oficina
  • 33% Preferiría 3 días teletrabajando, 4 días en la oficina
  • 22% Preferiría 4 días teletrabajando, 1 día en la oficina
  • 16% Preferiría 5 días teletrabajando, ningún día en la oficina

Todos quieren teletrabajar algún día a la semana. La preferencia mayor es 3 días teletrabajando y 2 días en la oficina. Incluso el 16% prefiere teletrabajar siempre sin tener que ir a la oficina, lo que les permitiría vivir en cualquier sitio (y a la empresa encontrar talento en cualquier rincón del mundo).

Sondeo: ¿Qué es lo primero que haces cuando suena el despertador entre semana?

Hace tiempo que las redes sociales permiten realizar encuestas. El problema es que no dejan poner una imagen o sólo dejan cuatro posibles respuestas, lo que limita mucho. Otra modalidad que usa la gente es publicar una imagen con el texto de la encuesta y votar según el tipo de reacción: pulgar arriba, corazón, risa… Esto creo que tiene la ventaja de que al recibir más likes la propia encuesta puede ganar posicionamiento y ser más vista por terceros, cosa que no tengo tan claro cuando votas en la modalidad de encuesta que proponen las social media.

Decidí probar esto último para un sondeo relacionado con la productividad, ya que tengo en mente escribir un libro: ¿Qué es lo primero que haces cuando suena el despertador entre semana? Para mí el tiempo en que uno tarda en despertarse desde que suena por primera vez la alarma es muy indicativo de lo productivo que es.

 

Los resultados me sorprendieron. Aunque bien es cierto que recibí una veintena de respuestas, creo que es bastante aproximado a la realidad. Yo esperaba que la mayoría al sonar el despertador mirase el móvil, pero la gran mayoría le dan a repetir alarma. 

  • 8% Me levanto de la cama
  • 20% Cojo el móvil
  • 72% Le doy a repetir alarma en 10 min

Esto a mí me indica que en general la gente puede mejorar su productividad a la hora de empezar una tarea, algo fundamental, ya que procrastinar el comienzo hace perder tiempo y en muchos casos no realizar la tarea. En mi caso tras sonar la alarma cojo el móvil para leer el periódico del día y algunas páginas de un libro.

Tras publicar los resultados un compañero me pasó este artículo: ‘Por qué no es aconsejable retrasar la alarma del despertador una y otra vez’.